Bienvenido al blog de empleo TPMBA > Redes profesionales

Cómo hacer un perfil profesional en LinkedIn en 10 pasos.

¿Sabes cómo sacar todo el partido a tu perfil profesional de LInkedI? ¿Eres consciente de lo importante que es tener un buen perfil? Si quieres conseguir trabajo, clientes o empleados en LinkedIn todos (o casi todos) mirarán tu perfil y se harán una primera idea del tipo de profesional que eres.

Las primeras impresiones cuentan, si tienes un perfil de LinkedIn potente y diferenciador seguro que conseguirás más y mejores resultados.

#1 Objetivos:Ten muy claro tus objetivos para estar en LinkedIn. Si sabes para qué estás en LinkedIn tu perfil te ayudará a conseguir lo que quieres. 

¿Tienes claro para qué estás en LinkedIn y qué quieres lograr? “Estar por estar” en LinkedIn es perder el tiempo, tienes que tener uno o más objetivos porque ellos determinarán cómo orientar tu perfil, a qué grupos pertenecer, qué contactos solicitar…fíjate si es importante. Si no tienes esto claro por mucho que te cuente cómo hacer un perfil profesional en LinkedIn no conseguirás resultados.

Posibles objetivos de tu presencia en LinkedIn pueden ser (esto es una lista orientativa, seguro que puedes añadir muchos más):

  • Conseguir un nuevo empleo
  • Buscar nuevos clientes para tu negocio
  • Encontrar inversores para tus ideas de negocio
  • Conocer a profesionales de tu sector para intercambiar opiniones
  • Identificar proyectos en los que invertir
  • Mantener el contacto con otros colegas de tu empresa actual/pasadas
  • Buscar proveedores de servicios/productos
  • Consolidarte como experto en un área determinada
  • Conseguir contactos “interesantes”, personas a las que no podrías acceder por otros medios
  • Inspirarte con ideas para nuevos negocios
  • Y un largo etcétera… en donde podemos añadir tus objetivos

LinkedIn es una herramienta de networking, nunca es un objetivo en sí mismo sino un medio para conseguir objetivos.

#2 Olvida tu CV

Tu perfil de LinkedIn NO es un CV, cuanto antes lo entiendas, mejor. Es uno de los errores más comunes en LinkedIn, hasta el punto de que muchos profesionales insertan una copia de su CV en su perfil. No desaproveches la oportunidad de comunicar todo lo que has conseguido en tu vida profesional y de conseguir una mejor posición en los resultados de búsquedas mediante las palabras clave (siguiente paso). Ten presente que tu perfil está vivo y debes ir actualizándolo con frecuencia.

#3 El SEO existe en LinkedIn: Piensa las palabras clave por las que alguien buscaría un profesional como tú. 

LinkedIn es un gigantesco buscador de personas, es como el “Google de los profesionales”. Y como buen buscador funciona con palabras clave, que no son más que aquellas palabras por las que quieres que te encuentren en LinkedIn.

LinkedIn funciona como un buscador donde encontrar y ser encontrado. El “quid” de la cuestión es, por lo tanto, tener visibilidad y esto implica utilizar técnicas SEO para LinkedIn. Si nuestro perfil de LinkedIn está optimizado hace que tengamos mayor presencia, lo que implica mayor visibilidad, en los resultados de búsquedas.

Al igual que para cualquier otra estrategia SEO hay que partir de la búsqueda de palabras clave. Investiga cuales son los términos más atractivos relacionados con tu profesión. Estas keywords no son más que aquellas palabras por las que quieres que te encuentre en LinkedIn pero teniendo en cuenta su nivel de búsqueda y de competencia.

#4 Cuida los datos clave

Cuida con especial detalle los datos clave de tu perfil, en la parte superior. Si quieres tener claro cómo hacer un perfil profesional presta especial atención a este área ¡porque es la que todo el mundo ve primero!

Nombre completo

Nombre y apellidos. Nada más ni nada menos.  No pongas tu email, ni teléfono (LinkedIn no lo permite), ni estrellas ni iconos... nada más.

Titular profesional (lo que está debajo del nombre)

Es una parte ESENCIAL del perfil y, curiosamente, se cuida muy poco. El titular es la frase resumen de tu perfil, esa que aparece luego en las búsquedas. Son 120 caracteres con espacios incluidos en los que puedes resumir tu experiencia y lo que puedes aportar a quien está viendo tu perfil.Tiene una GRAN RELEVANCIA, es lo que todo el mundo verá de tu perfil. Y lo que les hará decidir si siguen leyendo o pasan de tu perfil.

En el mejor de los casos normalmente la gente pone su cargo y la empresa en la que está. He llegado incluso a ver frases más o menos ingeniosas (¡esto no es Facebook ni Twitter!) o la famosa frase “en búsqueda activa de empleo”

Tú eres mucho más que un cargo o una situación temporal. No dejes que LinkedIn te defina por tu puesto actual ni te definas tú de esa forma. Trabaja bien tu titular profesional. 

Foto

La foto debe ser un reflejo de ti como profesional y es tu bienvenida a tu perfil. Sonríe y se cercano. Es importante mostrarse y dar nuestra mejor imagen. Debe ser una foto sólo de ti (olvida paisaje, mascotas, etc.. no es Facebook. Prohibido fotos  tuyas en eventos). Intenta que el fondo sea lo más neutro posible. Lo ideal es que sea desde la cabeza hasta los hombros. Ojo con las poses. Viste como vestirías en un día de trabajo (ni ropa de fiesta ni de deporte). No uses gafas de sol o similares.

Según las estadísticas que el propio LinkedIn, tienes 14 veces más posibilidades de que vean tu perfil si este tiene foto. LinkedIn aconseja que la cara ocupe el 60% de la foto.

#5 Redacta un gran extracto

El extracto de LinkedIn es una de las partes del perfil de LinkedIn más importantes (después del titular profesional). Es un espacio de 2.000 caracteres (ojo, caracteres, quiere ello decir que cuentan los espacios, los acentos, etc.) en el que te presentas a ti mismo y cuentas quién eres, qué haces o lo que creas que es relevante sobre ti como profesional. Es una especie de tarjeta de visita o carta de presentación en la que debes hacer una buena venta de ti mismo. Fíjate si es relevante que es lo más visto en un perfil después del titular profesional. Obviamente, si no lo rellenas, no aparece en el perfil.

El extracto LinkedIn es una oportunidad de oro para impresionar a tus potenciales clientes o, si estás buscando trabajo, llamar la atención de los headhunters o de los potenciales empleadores. Es la parte más personal de todo el perfil ¡merece la pena cuidarla al máximo! 

Cuenta tu historia, tus logros, tus motivaciones, tu porqué, lo que te empuja, te motiva y te diferencia del resto. Usa la primera persona. Emplea párrafos cortos (3-4 líneas). Hazlo en el idioma en el que tengas el resto del perfil. Incluye elementos visuales (fotos, videos,  presentaciones, tu blog, web, etc). Indica a otros profesionales cómo contactar contigo.

El extracto NO ES:

  • un cúmulo de adjetivos vacíos
  • tu experiencia profesional (para eso hay una sección)
  • un texto aburrido con frases interminables 

#6 Añade elementos visuales

  • Puedes añadir una imagen de fondo que refuerce tu imagen profesional o tu extracto. Ojo que sea profesional.
  • Presentaciones de Slideshare. Puedes añadir la presentación corporativa de tu empresa o la de algún producto o servicio que quieras contar más en detalle.
  • Fotos, obviamente siempre que sean relevantes desde un punto de vista profesional.

#7 Sé ameno

Cuenta tu experiencia profesional de una forma amena y detallada.

#8 Añade aptitudes 

Se trata de una lista de hasta 50 aptitudes que puedes incorporar a tu perfil de LinkedIn y que tus contactos de primer grado luego “validan” en plan “Fulanito sabe hacer esto”. En tu perfil aparecen las tres primeras y hay que dar a “ver más” para desplegar el resto. Destaca las tuyas y valida las de otros.Conviértelo en rutina y tu contacto validarán tus aptitudes. Agradece siempre que lo hagan.

#9 Pide recomendaciones

Pide recomendaciones que te apoyen como profesional en LinkedIn. Son una confirmación de tu buen hacer y una guía para tus potenciales empleadores o clientes.

  1. Número de recomendaciones. Yo creo (y esto no es una ciencia exacta) que no hace falta tener muchas recomendaciones, entre 3 y 5 es un buen número. Si hay demasiadas creo que hasta puede ser contraproducente.
  2. ¿A quién pedir recomendaciones? Lo ideal, a tus jefes o ex jefes, preferiblemente tus superiores directos en empresas en las que has trabajado. También puede haber alguna recomendación de un compañero o de un subordinado. Puedes añadir recomendaciones de profesores, compañeros de clase, de proyectos y prácticas si lo estimas conveniente y has estado con ellos un tiempo suficiente.
  3. Las mejores recomendaciones, las de los clientes
  4. No intercambies recomendaciones como si fueran cromos. Es muy fácil para alguien que visita tu perfil saber a quién has recomendado tú. Si tienes 3 recomendaciones y tú has recomendado a esas mismas personas la recomendación pierde su validez, ya que transmites la sensación de tener una recomendación a cambio de dar tú una. 
  5. Dar recomendaciones es también muy importante y aparecen reflejadas en tu perfil de LinkedIn. 

#10 Incluye tus datos de contacto

Si quieres que alguien te llame o te escriba una vez vea tu perfil en LinkedIn ¡incluye tus datos de contacto por donde puedas! Esto parece de perogrullo pero muy a menudo hay quien dice ¡es que no me llama nadie!... y no ha faciliyado sus datos de contacto para que lo hagan. 

 

Esta información tan util la hemos visto en la web websa100.com

Nuestro agradecimiento a Angeles Carsi